Boletín de prensa del 22 de marzo de 2018

22/03/2018 14:23

INS rinde cuentas logros del Instituto Nacional de Salud en 2017

Bogotá, marzo 22 de 2018

El Instituto Nacional De Salud de Colombia entregó un balance de la entidad, que en el último año terminó obras de infraestructura para la adecuación y modernización de la planta de producción de antivenenos, con una inversión de 2 mil millones, para la fabricación de suero antiofídico polivalente y antiveneno anticoral polivalente.

Además, puso en marcha el Centro de Operaciones de Emergencias en Salud Publica COE-INS para la atención de emergencias y desastres, y el Bioterio de Barrera y el Laboratorio de Contención Biológica para la investigación científica y para la respuesta a emergencias en salud pública.

Según se desprende del informe de resultados 2017, el INS evaluó y clasificó el 97% de los casos de microcefalia y defectos congénitos del sistema nervioso que se presentaron durante la fase epidémica del Zika, confirmando 330 casos de microcefalias y defectos congénitos asociados al virus durante este periodo.

En el informe de gestión del INS 2017, la directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Lucía Ospina Martínez, entregó cifras relevantes en vigilancia en salud pública. En total el Instituto, utilizó 151.829 ensayos de laboratorio de alta complejidad durante el 2017 en apoyo directo a la vigilancia y control de más de 30 eventos de interés en salud pública como dengue, chikungunya, parotiditis rotavirus, rabia animal, VIH/SIDA, hepatitis virales, IRA, entre otros. Los eventos de origen viral fueron los más frecuentes en el país, siendo el 34,6% de estos de tipo respiratorio. En conjunto con el ICBF y otras entidades públicas y privadas, el INS contribuyó en la elaboración de las Guías Alimentarias para la población colombiana menor de dos años, gestantes y en periodo de Lactancia.

El INS también entregó los resultados de la Encuesta de Situación Nutricional (ENSIN 2015), evidencia fundamental para el seguimiento e implementación de la política pública en seguridad alimentaria y nutricional del país, un esfuerzo conjunto con el ICBF y el Ministerio de Salud. Así mismo, el país respondió ante emergencias como la de Mocoa, el Rotavirus en Ipiales y el brote provocado por la Ralstonia en Cali. Además fortaleció sus publicaciones para informar la situación epidemiológica del país semanalmente.

El INS terminó el año con un incremento importante en el número de trasplantes para un total de 1.315 trasplantes, 21% más que el año anterior. Además incursionó en el uso de aplicaciones para vigilancia en salud pública con la APP Guardianes de la Salud, utilizada durante la visita papal.

El Instituto también innovó entregando al país en conjunto con el IDEAM una herramienta que facilita la predicción de los efectos en salud ocasionados por la variabilidad climática, con el boletín Clima y Salud.

El INS mantiene actualmente un equipo de 500 colaboradores, algunos de ellos con entrenamiento como epidemiólogos de campo que integran y hacen parte de la fuerza de respuesta con la que cuenta el país para la atención de emergencias en salud pública.

En investigación en salud pública, el INS en conjunto con otras entidades realizó varias publicaciones científicas en prestigiosas revistas, lo que permitió su posicionamiento como Institución referente en la investigación del Zika. Adicionalmente, la directora Martha Lucía Ospina, mencionó que el Instituto entregó un informe detallado por regiones sobre las consecuencias del conflicto armado en la salud de los colombianos más afectados por la guerra.

Directora del INS reconoció el trabajo dedicado de los colaboradores del Instituto y destacó que aún en condiciones de austeridad en el gasto dentro del sector al que pertenece el INS, este ha hecho inversiones en su modernización y se ha nutrido con recursos también de cooperación internacional para seguir fortaleciéndose como entidad al servicio de los colombianos.