Día mundial de la lucha contra las hepatitis virales 2014: ¿está bien informado? O ¿lo desconoce? Piénselo de nuevo

07/06/2016 18:05

La Asamblea Mundial de la Salud decidió en el año 2010, que el 28 de julio sería designado como el Día Mundial contra la Hepatitis en honor a quien descubrió el virus. El profesor Baruch Samuel Blumberg, galardonado con el Premio Nobel, nacido en esta fecha, por tanto, se estableció para que anualmente se diera la oportunidad de educar a la población sobre la hepatitis vírica y darla a conocer como un problema de salud pública de alcance mundial, así como estimular el fortalecimiento de las medidas preventivas y de control de esta enfermedad por todos los países.

¿Qué es?

La Hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección vírica. Se conocen cinco tipos principales de virus de la hepatitis, (tipo A, B, C, D y E). Estos son los que mayor preocupación generan debido a la gran morbilidad y mortalidad que conllevan y a su potencial para causar brotes y propagarse de forma epidémica. En particular, los tipos B y C dan lugar a una afección crónica en cientos de millones de personas y son en conjunto la causa más común de cirrosis y cáncer hepático.

Síntomas

Aunque a veces es asintomática o se acompaña de pocos síntomas, la infección aguda por los virus de la hepatitis pueden manifestarse en forma de ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, cansancio intenso, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Tipos de Hepatitis

ElVirus de la Hepatitis A (VHA)está presente en las heces de las personas infectadas y casi siempre se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. Se puede propagar también por ciertas prácticas sexuales. En muchos casos la infección es leve, y la mayoría de las personas se recuperan por completo y adquieren inmunidad contra infecciones futuras por este virus. Sin embargo, las infecciones por el VHA también pueden ser graves y potencialmente mortales. Se cuenta con vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por el VHA.

ElVirus de la Hepatitis B (VHB)se transmite por la exposición a sangre, semen y otros líquidos corporales infecciosos. También puede transmitirse de la madre infectada a la criatura en el momento del parto o de un miembro de la familia infectado a un bebé1. Otra posibilidad es la transmisión mediante transfusiones de sangre y productos sanguíneos contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables. Existe una vacuna segura y eficaz para prevenir esta infección.

ElVirus de la Hepatitis C (VHC)se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada, lo cual puede suceder mediante transfusiones de sangre y derivados contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables. La transmisión sexual también es posible, pero mucho menos común. No hay vacuna contra la infección por el VHC.

Las infecciones por elVirus de la Hepatitis D (VHD)solo ocurren en las personas infectadas con el VHB; la infección simultánea por ambos virus puede causar una afección más grave y tener un desenlace peor. Hay vacunas seguras y eficaces contra la hepatitis B que brindan protección contra la infección por el VHD.

ElVirus de la Hepatitis E (VHE), se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. Por lo general es una infección que se resuelve en 4-6semanas, pero a veces se transforma en una forma fulminante de hepatitis (insuficiencia hepática aguda). Se han obtenido vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por el VHE, pero no tienen una distribución amplia.

Es importante que las personas sepan si están infectadas por un virus de la hepatitis

El diagnóstico temprano brinda la mejor oportunidad de recibir un apoyo médico eficaz. También permite que las personas infectadas tomen medidas para no transmitir la infección a otros, por ejemplo, mediante la adopción de prácticas sexuales sin riesgo. Permite asimismo adoptar precauciones del modo de vida para evitarle mayores daños al hígado, en concreto, mediante la abstinencia de las bebidas alcohólicas y el no consumo de medicamentos que son tóxicos para el hígado.

Prevención

  • Se dispone ampliamente de vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por Hepatitis A y Hepatitis B.
  • Las pruebas de detección de la sangre que se usa para la transfusión pueden evitar la transmisión de Hepatitis B y de Hepatitis C.
  • Se ha comprobado que las prácticas sexuales menos arriesgadas, en particular la reducción al mínimo de los compañeros sexuales y el uso de condones, protegen de la transmisión de Hepatitis B y C.
  • Evitar compartir agujas; siempre utilizar material esterilizado.
  • El consumo de alimentos y agua salubres constituye la mejor protección contra la Hepatitis A y E.

Datos y Cifras

  • Cada año, las hepatitis virales provocan 1,4 millones de defunciones en el mundo; en la actualidad.
  • 500 millones de personas padecen esa enfermedad. Los tipos B y C originan enfermedad crónica en millones de personas y son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer de hígado.
  • Se estima que 1 de cada 12 personas en el mundo es portadora o padece algunos de los virus de la hepatitis.
  • Todos los países han introducido oficialmente la vacuna contra Hepatitis B en sus programas de inmunización infantil.
  • Entre 7 y 9 millones de adultos en América Latina y el Caribe están infectados con el virus de la Hepatitis C.
  • La Hepatitis D tiene especial impacto en la región Amazónica, sobre todo en las poblaciones indígenas.
  • 78.000 donaciones de sangre fueron positivas para los virus B o C.
  • La mayor mortalidad por esta enfermedad la presentan las mujeres embarazadas; la infección crónica se da en pacientes inmunosuprimidos (con bajas defensas).

Pese a conocer estos datos y cifras, las Hepatitis siguen siendo una enfermedad, en gran medida, olvidadas o desconocidas.

El Día Mundial de la Hepatitis pretende otorgar visibilidad a nivel internacional a los grupos de pacientes y las personas que viven con Hepatitis Viral. Es una oportunidad para acrecentar la sensibilización e influir en un cambio real en la prevención de la enfermedad y el acceso a las pruebas y el tratamiento.