contrast1 contrast2
aaIcon aaIcon

Directora INS Colombia: “Las ETV deben ser vistas desde un enfoque de equidad y determinantes sociales”

30/05/2019 12:46

Directora del INS Colombia propuso una mirada distinta a las enfermedades transmitidas por vectores #ETV en su diálogo con entidades territoriales durante la Reunión Anual sobre #ETV.

Martha Ospina precisó que aunque las ETV representan el 0,24% de la carga de enfermedad del país, no son menos importantes, debido a que tienen un común denominador: la pobreza. Por lo tanto, se convierten en una prioridad de salud pública ya que las personas afectadas por Zika, ChiKungunya, Dengue, Chagas, Leishmaniasis, fiebre amarilla, malaria, entre otras, se enfrentan a entornos en donde están expuestas a todo tipo de desigualdades sociales.

"Las ETV se deben entender y mitigar desde un enfoque de equidad y de determinantes sociales. Es imperativo en materia de política pública trabajar sobre las desigualdades que afectan a la población, entender los distintos contextos y sus particularidades al momento de intervenir y hacerlo mediante trabajo intersectorial", dijo Directora INS.

En este espacio, la directora del INS explicó algunos de los retos más importantes para la salud pública en relación con las distintas #ETV. Uno de los cuáles es cómo gestionar la incidencia en cada sitio. En el caso del Dengue, el Chicungunyay y el Zika que son enfermedades urbanas es muy importante pensar en que  todos los sitios tienen una realidad diferente y la estrategia tiene que adaptarse a los distintos contextos y sus particularidades. "No es lo mismo Cali en dónde sabemos que hay sumideros de agua que son la principal fuente de transmisión, a ciudades como Cartagena en donde hay barrios en donde se empoza el agua", explicó Martha Ospina.

Además de la incidencia, tenemos el reto del manejo de la letalidad que está directamente relacionada con el manejo  hidroelectrolítico oportuno y adecuado en las IPS para los pacientes con Dengue, que si se les atiende de la manera correcta es una enfermedad que no solo es de baja letalidad, sino también altamente evitable.

Con el Zika el escenario es distinto. "Sabemos por nuestras investigaciones que hay un 5% de probabilidad de tener un niño con algún defecto congénito por el virus del Zika. Aquí tenemos otros desafíos porque se trata de daños que son irreversibles y para los cuales no existe ninguna cura o vacuna", expuso Martha Ospina.

Con respecto a las #ETV selváticas como la Malaria, la fiebre amarilla y la Leishmania, el reto para la salud pública es más complejo porque son enfermedades que se generan en entornos en donde existe una ilegalidad itinerante. "Por ejemplo en la minería ilegal los trabajadores mineros que son portadores en su sangre de la enfermedad y se desplazan de un lado a otro, facilita la transmisión y dificulta su diagnóstico y tratamiento", manifestó la doctora Ospina.

Cuando se trata de chagas la situación es particular porque el problema se da en los campamentos rurales en zonas petroleras, en los cultivos de palma o en los materiales de algunas viviendas construidas con bahareque o las condiciones sanitarias en el manejo de los alimentos, de ahí que exista el chaga oral. En resumen, expresó la directora del INS, que es fundamental entender la manifestación de las desigualdades sociales en la población colombiana para mitigar las causas de muchas de estas enfermedades.

"Que nos sirva este espacio de reflexión para mirar las #ETV con un enfoque de equidad y de determinantes sociales. Las #ETV vistas así nos generan un imperativo en materia de política pública que consiste en trabajar desde las desigualdades y a través de comisiones intersectoriales", puntualizó la Directora INS.