ipv6 ready
contrast1 contrast2
aaIcon aaIcon

INS Colombia impulsará una ambiciosa agenda para crecer en calidad y número de trasplantes.

27/02/2019 15:37
Con la coordinación técnica del INS y el liderazgo del Ministerio de Salud como ente rector, se definió una agenda conjunta de 10 puntos para fortalecer el trasplante de órganos y tejidos en el país.

Bogotá, febrero 27 de 2019. 

Hoy cuando se celebra el Día Mundial del Trasplante, el INS Colombia lanza una ambiciosa agenda de 10 puntos que tiene como objetivo actualizar normas, procesos y protocolos que permitan al país incrementar la calidad y el número de trasplantes que se realizan.

Según las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Salud, en el año 2018 se realizaron 1.182 trasplantes, 11,9% menos que en el último año cuando se lograron 1.342 trasplantes. 

A 2018, 2.833 personas esperaban un trasplante de órgano en el país, así: riñón 2.607, hígado 169, corazón 22 y pulmón 35.
En Colombia existe un marco normativo que promueve la donación de órganos y tejidos, a menos que en vida se exprese lo contrario. Hoy, todos los colombianos por Ley son presuntos donantes y la disponibilidad de órganos y tejidos ya no depende solamente del consentimiento familiar. Sin embargo, se deben dar pasos adicionales para que se consiga un aumento efectivo en el número y en la calidad de los trasplantes que se realizan en el país.
El tema es más complejo de lo que parece, si se observa por ejemplo que en el 2018  del total de donantes elegibles (1029),  solo 413 personas fueron llevados realmente a los procedimientos quirúrgicos, para la obtención de órganos y tejidos trasplantables.
Teniendo en cuenta esta realidad, el equipo técnico del INS realizó los análisis del caso e identificó aquellos procesos y protocolos que deben implementarse durante la ruta de la donación, es decir, desde que se identifica un posible donante hasta que sea elegido y se realice el trasplante. Ya que existendificultades de todo tipo, incluyendo aspectos técnicos, administrativos y normativos, que intervienen en el proceso final y reducen las posibilidades de que tanto el número de trasplantes como de donantes efectivos, sea mayor.
Martha Lucía Ospina, directora del INS, explica que tanto el Instituto, que coordina técnicamente la Red de Trasplantes, como el Ministerio de Salud, cabeza rectora, se encuentran actualizando las normas, procesos y protocolos que permitan aumentar la calidad, los resultados y el incremento del número de trasplantes que se realizan anualmente.

Para lograrlo, el INS está impulsando una ambiciosa agenda de 10 puntos, que busca mejorar la capacitación y entrenamiento del personal de salud que actúa como gestor de la donación en cada IPS trasplantadora, así como fortalecer los incentivos para que se cuente con una mayor disponibilidad de grupos de rescate, con el reconocimiento económico adecuado para los médicos y las instituciones de salud que llevan a cabo los procesos, tanto de consecución de los donantes, como de preservación de los mismos hasta la realización del trasplante.
 
Agenda 10 puntos:

1) Adecuada atención pre-hospitalaria y remisión de los potenciales donantes, sobre todo en los casos de trauma.
2) Pago a las IPS por sus servicios para la preservación del donante, incluyendo en la unidad de pago por capitación (UPC) el valor de las prestaciones correspondientes.
3) Obligatoriedad de contratación y remuneración justa para todos los médicos que gestionan la donación, en las IPS con servicios de urgencias y UCI priorizadas.
4) Obligatoriedad de contar con turnos permanentes de equipos de rescate en todos los grupos de trasplante habilitados.
5) Entrenamiento de personal complementario para la extracción de tejidos, disponible permanentemente y capaz de rescatar tejidos y enviarlos a los bancos cuando se requiera.
6) Capacitación a médicos de UCI y urgencias en las competencias esenciales que les corresponden dentro de la gestión de donación.
7) Incursionar en el uso criterios ampliados para el aprovechamiento de órganos que tradicionalmente no han sido considerados en Colombia.
8) Centralizar la oferta de componentes  (órganos y tejidos) en el Centro Regulador de Trasplantes Nacional, eliminando los centros regionales, para que éstos se dediquen a la auditoria y el seguimiento post-trasplante.
9) Revisar y mejorar los procesos y estrategias para movilidad aérea y terrestre (incluso dentro de las ciudades) de los órganos y de los pacientes, potenciando el rescate de órganos y tejidos en ciudades en las que deban superarse distancias geográficas relevantes.
10) Evaluar los resultados de los grupos de Trasplantes y de las EPS (en Trasplante y post-trasplante) para informar a la opinión pública sobre aquellas IPS en las que se logran los mejores resultados.