contrast1 contrast2
aaIcon aaIcon

Minsalud e INS Colombia firman acuerdo de cooperación internacional con Unicef

11/06/2019 16:18

INS Colombia será actor fundamental en la nueva fase de cooperación con Unicef para continuar esfuerzos por mitigar efectos en salud pública como resultado del proceso migratorio desde Venezuela.

En segunda fase de cooperación internacional con Unicef para apoyar la situación de migrantes venezolanos en Colombia, especialmente niños, adolescentes y gestantes, se concluye la necesidad de reenfocar los esfuerzos para desarrollar y crear capacidades locales a través de los grupos extramurales que actúan como equipo de apoyo por parte de Naciones Unidas en el país.

Así lo solicitó la Directora del Instituto Nacional de Salud, Marta Ospina,  quien reafirmó la necesidad ya expresada por el Ministro de Salud  y la entidad que preside de orientar recursos para la capacitación en front line de los equipos de respuesta que estarán atendiendo en los territorios las necesidades en salud de la población migrante.

Al respecto la Directora del INS dijo: "los equipos extramurales deben crear verdaderas capacidades locales de respuesta. Necesitamos enfocar los esfuerzos en generar capacidad local permanente y sostenible, que las personas puedan ser atendidas también fuera de los hospitales. Debemos hacer los cercos y contener los casos dentro de la comunidad para romper la cadena de transmisión y contar con capacidad de contención en los territorios".

Marita Perceval, Directora Regional de Unicef para América Latina y el Caribe, y la Representante para Unicef Colombia, Aida Oliver, coincidieron en reconocer que se ha avanzado en el trabajo intersectorial como país y que se espera entonces después de la primera fase que estuvo dirigida a apoyar la atención en salud de los migrantes desde las empresas sociales del Estado, trabajar en nuevos frentes.

El Viceministro de Salud Pública, Iván Darío González, agradeció el trabajo articulado por parte de los equipos extramurales de Unicef en dos logros muy importantes: el incremento en un 28% en el diagnóstico de la desnutrición aguda y la reducción de la mortalidad por esta misma causa en un 35%.

Se estima que la población migrante procedente de Venezuela ya llega a los 5 millones de personas, entre los que se encuentran los regulares, en tránsito y pendulares, por lo que la demanda de servicios de salud seguirá creciendo y los riesgos asociados a la salud pública en la región también, de ahí la necesidad de continuar con los esfuerzos por parte de organismos de  cooperación internacional en conjunto con las agencias del Estado colombiano, desarrollando capacidades y generando respuestas que vayan más allá de la atención en salud.