El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Logo Instituto Nacional de Salud Colombia

Hay preocupacion pero las medidas para enfrentar la covid y sus variantes ya las tenemos

Directora del INS, Martha Lucía Ospina, explicó a los colombianos si debe o no existir preocupación por las variantes que ya circulan en Colombia y qué se debe hacer para enfrentarlas. 


 

Bogotá, 19 de abril de 2021. Aunque existe preocupación por las variantes ya reconocidas a nivel mundial que circulan en Colombia, como son la británica y la brasileña, y por algunas otras variantes tradicionales que muestran mutaciones de interés. Lo más importante que se debe tener presente es que contamos con las herramientas para combatirlas. 

 

“Recordemos que son la baja adherencia a las medidas individuales de protección y responsabilidad personal, como  la alta   interacción social sin protección lo que facilita la mutación del virus y la aparición de sus variantes. Es inevitable que los virus muten, lo que debemos es lograr una menor transmisión y esto solo se consigue con las medidas individuales y la reducción del contacto social”, explicó la directora del INS. 

El Instituto Nacional de Salud también confirmó la circulación de 50 linajes o variantes del virus SARS-CoV-2, mientras en el mundo hay circulando 1.500 linajes. De los linajes de interés especial como son la variante brasileña y la británica, se han confirmado en varios territorios del país (ver micrositiocoronavirus/genoma), pero aún así no se observa predominancia. 

A la fecha, según datos de la vigilancia genómica, el linaje más  común que circula en el país es el B.1.111 y todavía sigue siendo el más frecuente en Colombia. Según expuso la directora del INS, “con el paso del tiempo es probable que estos linajes que son más transmisibles irán predominando en el país”. 

El INS además explicó que estas variantes muy reconocidas, la sudafricana, la del Reino Unido y brasileña, tienen mayor capacidad de transmisión y son más eficientes porque  requieren menor tiempo de contacto y menos inóculo o menos góticas de persona a persona. Sin embargo, no son  más agresivas, ni más letales y las vacunas existentes han demostrado ser efectivas contra todas esas variantes. 

“Es el momento de reforzar las medidas de protección y responsabilidad individual. Si no las venía cumpliendo, debo ser cada vez más consciente de mantenerlas y entender que son las medidas de cuidado personal las que nos ayudan a disminuir la transmisión”, dijo Martha Ospina. 

“Si cada persona usa bien su tapabocas, si mantiene la distancia de otras, no hace reuniones, no promueve aglomeraciones, no se quita su tapabocas ni siquiera en su círculo cercano. No se necesita ningún tratamiento extraordinario para manejar estos linajes,  ni ningún otro”, concluyó la directora del INS. 

Si bien los estudios han mostrado que  las vacunas funcionan contra estos linajes. También sugieren que la mutación continua a futuro hará que las vacunas evolucionen. “Esto es lo normal porque las vacunas deben estar cada año actualizándose”, agregó Ospina. 

Por otra parte, la directora del INS fue enfática en asegurar que el comportamiento epidemiológico del virus no ha variado y por tanto  el canal de transmisión es el mismo.  

Además explicó que el actual pico epidémico en el país se explica por tres condiciones: hay aún mucha población susceptible, (ciudades con 50% de afectación o menos), aumento en el contacto social sin protección, agotamiento en la población y menor apego a las medidas de protección y la presencia de linajes más transmisibles. Por tal razón, el INS insiste en que se debe actuar en consecuencia con lo que estamos observando. “Asumir que todos somos positivos, que todos tenemos los linajes más contagiosos y procurar que cada uno haga bien lo que tiene que hacer. Solo así tendremos disminución de la velocidad de transmisión y caída de la curva de contagio”, concluyó la directora de la entidad.